viernes, 16 de marzo de 2012

Vejez y vigencia


Después de leer Hornby me quedé sin nada en carpeta. No había ningún libro específico que quisiera leer. Así que, cuando me aburrí de Twitter, fui a mi biblioteca a ver qué encontraba. Me decidí por El viejo y el mar, de Hemingway, a quien leí mucho hace unos años. ¡Por favor, qué maravilla! Confieso que estuve a punto de llorar en el subte, llegando a la estación Moreno de la línea C, cuando lo terminé el jueves.

El libro es sobre el hombre en lucha con los elementos, la supervivencia, la vida. El primer párrafo marca todo el libro al describir la vela del barco del viejo: "it looked like the flag of permanent defeat." ("se veía como la bandera de la derrota permanente.") Quizás el lugar en que esta lucha queda mejor expuesta es cuando un pájaro se acerca al barco del viejo: "'Take a good rest, small bird', he said. 'Then go in and take your chance like any man or bird or fish.'" ("'Descansá bien, pajarito', dijo. 'Después entrá y jugátela como cualquier hombre o pájaro o pescado.'") Y el cansancio de la lucha, o la misma vejez, más hacia el final, cuando pelea con los tiburones. "He was stiff and sore now and his wounds and all of the strained parts of his body hurt with the cold of the night. I hope I do not have to fight again, he thought. I hope so much I do not have to fight again." ("Estaba duro y lastimado ya y sus heridas y todas las partes tironeadas de su cuerpo dolían con el frío de la noche. Espero no tener que volver a pelear de nuevo, pensó. Espero tanto no tener que pelear de nuevo.")

El viejo libro del viejo y el mar sigue luchando y ganando en el mercado de los libros, por lo menos en el mío. Tarde o temprano nos olvidaremos de él, como todos se olvidarán de todos nosotros, pero a veces la lucha sigue en el tiempo y lo viejo sigue vigente.

2 comentarios: