jueves, 13 de octubre de 2011

Parte de la historia

Siempre me llamaron la atención las firmas de empresas inglesas en Retiro. Es una obviedad, a esta altura del partido, hablar de Retiro y su lugar histórico: parte de la revolución industrial, ícono del modelo agroexportador. Igual saqué dos fotos y me puse a investigar un poco.


Estos amortiguadores hidráulicos los hizo una empresa que se llamaba Ransomes and Rapier, nacida en 1869 como desprendimiento de Ransomes, Sims & Jefferies. La empresa original surgió en 1789 (¡año de la revolución francesa!) y hacía, entre otras cosas, cortadores de césped; hoy sobrevive como Jacobsen Ransomes haciendo algunos de los cortadores de césped más famosos del mundo y parte del grupo norteamericano Textron. Ransomes and Rapier se dedicaba a las cosas más pesadas (material ferroviario, grúas para el sector del carbón, etc.) En 1958 pasó al grupo NCK que entró en crisis en 1972 y dejó de operar en 1997.


Esta foto es de una de las columnas. La estructura principal de hierro fue producida por Francis Morton & Co. Ltd. de Liverpool. Según el archivo nacional británico la empresa nació en 1766 en Liverpool; se mudó luego a la zona de Garston. Entre otros edificios, hicieron el estadio de Everton (rival de Liverpool, en esa misma ciudad). Ahí encontré menos información, pero aparentemente seguía en pie en 1992.

¿Entonces? Nada, que esos muchachos que hacían esas cosas en la Inglaterra del 1700 todavía influyen sobre las vidas de argentinos del 2011. Nuestro viaje por este mundo es de consecuencias insospechables.

8 comentarios:

  1. Muy bueno. Siempre miro ese tipo de cosas fundamentalmente en las estaciones de tren.

    Abrazo, Carlos

    ResponderEliminar
  2. Me encantó #saynomore

    @ivordonez

    ResponderEliminar
  3. Me gusta leer ese tipo de cosas, y a veces me pregunto si lo que hacemos ahora durará así, tanto; o si lo que hacemos ahora está pensado deshechable y sin tanto cuidado como para merecer firmarlo así.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ana, confieso que lo pensé. También pensaba en nuestra huella (en términos ambientales). ¿Qué permanecerá y que no? Difícil saber. En todo caso, a veces me gusta dejar los posts abiertos, que cada uno los siga para donde quiera. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante la investigación realizada!. Ahora bien, alguién se pregunto (posterior a la trageida de Once en Buenos Aires) cómo pueden continuar existiendo éste tipo de estructuras?. Principalmente, los amortiguadores que deberían adaptarse a las tecnologías actuales?. Nadie dice cambiarlos cada 5 años por su enorme costo... Pero esperar más de 100 años para ponerse a pensar en la "posibilidad" de hacer algo?

    ResponderEliminar
  6. Siguen en garantía...

    ResponderEliminar